Arroz a la Cubana

Me encantan los arroces, lo confieso. Esta vez voy a enseñaros cómo preparo uno de los simples, el arroz a la cubana, aunque supongo que muchos de vosotros ya tenéis vuestro propio método.

Nombre: Arroz a la cubana
Tiempo de preparación: 20 minutos aproximadamente
Ingredientes (para 4 personas):
– 500g de arroz redondo.
– 1 bote de tomate natural triturado.
– 4 huevos.

Como siempre, aquí entran en juego los matices. Cada uno modifica la receta original a su manera. Yo no sé si el plato es cubano o de Murcia, pero vamos, que mi modificación personal está en el tomate. Ahora veréis por qué.

Arroz a la cubanaEsta receta también es sencilla. Consiste en hacer por un lado el arroz, y por otro el tomate. Y luego mezclarlo en la misma sartén. Lo único que puede necesitar algo de pericia es freír los huevos.

Se pone agua a calentar, y cuando se ponga a hervir se le añade la sal y el arroz redondo. Cuando digo redondo me refiero a que no uséis basmati. ¿Cuánto tiempo lo dejamos? Bueno, depende de cómo os guste: pastoso, duro, al punto, etc. A mí me gusta al punto, pero como con el arroz blanco no domino de tiempos, voy probando de vez en cuando granos sueltos a ver por dónde va. Cuando esté listo, uso un escurridor y lo dejo secar mientras se hace el tomate.

El tomate lo pongo a freír -después de poner el agua del arroz- en una sartén aparte con un chorrito de aceite. Cuando empiece a hervir, le añado dos cucharaditas de azúcar para eliminar la acidez. Este es mi matiz; la gente utiliza tomate frito, que calienta y añade al arroz. Yo no; éste es el que más me gusta. Lo dejo friéndose alrededor de diez minutos. Cuando está listo, lo pongo en un bol.

Y finalmente, en la misma sartén que el tomate o en una nueva, frío los huevos, uno a uno. Para servir, pongo los huevos fritos en los platos y que cada uno se añada el arroz y el tomate que estime conveniente. A mis hijos les gusta ponerse más tomate que a mí, por ejemplo. Ellos verán.

El único problema de esta receta es que la cocina se queda hecha un desastre. El tomate mancha mucho cuando salpica -usad tapa o estaréis perdidos-; con el huevo pasa lo mismo, y al final parece demasiada suciedad para tan poco sofisticada recompensa. Pero bueno, se hace en menos de media hora y no hace falta casi ningún ingrediente para preparar el plato, así que aceptamos barco.

Escribe tu comentario o consulta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies