Olla Programable Fusioncook Plus

Olla Programable Fusioncook plus Robot de Cocina | Analisis

Haz clic en la imagen para comprobar el precio y el stock actual de este producto así como ver más fotos disponibles.

Esto de la olla programable tiene su gracia. Me han dado a probar otra, la Fusioncook Plus, y voy al lío.

Como siempre, haré un repasillo a las especificaciones técnicas del robot de cocina y luego daré mi opinión sobre él. Mientras describo la olla programable también opinaré; yo aprovecho en cuanto puedo.

Para empezar con uno de los datos más importantes en este tipo de aparatos: la Fusioncook Plus tiene 1000W de potencia. ¿Qué quiere decir eso? Señoras y señores, pues que sirve para sofreír. Ojo: sofreír, que no es lo mismo que freír. Eso abre un abanico inmensísimo de posibilidades. Otro buen dato es la capacidad, que es de 6 litros sobre el papel, lo que hace que hábiles haya cinco y pico. Para mi marido y mis dos hijos me da de sobra, y si de vez en cuando viene alguien más a cenar, hay espacio suficiente para todos. Si viene  una horda de cuñadas y cuñados no, pero para dos extra, sobra.

Sus dimensiones son 31 x 21 x 21 cm, así que para los seis litrazos que puede tratar, me parece estupendo. El peso es lo que se va un poco hacia arriba para ese tamaño, con 7 Kg. Pero bueno, tampoco son quince, por lo que si queréis moverla de un lado a otro no encontraréis mayores dificultades.

Como otros robots de cocina, la olla programable Fusioncook Plus viene con algunos accesorios. Están los típicos: cucharón, pala, vaso medidor… y bandeja para cocinar al vapor, que no es moco de pavo. No todos los robots la incorporan, así que es un plus. El recetario que incluye tiene 130 recetas. Yo no he hecho ninguna, porque sé adaptar lo que le gusta a mi marido, y a mis hijos a estos aparatos. Las instrucciones, en cambio, son un fallo en toda regla. Mal escritas, muy pobres y causantes de una pérdida de tiempo desesperante. Lo mejor es hacer lo que hacen los niños con ordenadores, que aprenden a usarlos a base de toquitearlos. Así he aprendido yo a usar sus funciones y programas. ¿Sabéis cuántos vienen? Alerta: ni más ni menos que 14. Masas, guisos de carne, recetas al vapor…no se os va a resistir nada, en serio. Y los amantes de los yogures están de enhorabuena, porque uno de esos programas está dedicado en exclusiva a la creación casera de los mismos. Viene, además, con los accesorios necesarios para hacerlos, y el recipiente más importante parece tener calité de la buena. Para terminar, sabed que su capacidad de programación es de 24 horas. Más que suficiente, vamos.

Valoración personal del robot de cocina Fusioncook Plus

La experiencia con el robot de cocina Fusioncook Plus + ha sido gratificante en general. A una familia de cuatro miembros le permite no ir estresada con la capacidad, como pasa con alguna que otra olla programable. Pero lo que se lleva la palma es sin duda lo que dicho antes. Con 1000W le da para hacer sofritos y, además, de forma muy limpia. La cierras y te dedicas a otra cosa. Cuando vuelves, la limpias fácilmente y alrededor no hay absolutamente nada de suciedad. Pero es que paraos a pensar: ¿cuántas posibilidades se abren con los sofritos? Lo mejor del Fusioncook +, en serio.

El tema de los yogures también está muy bien, porque es algo diferente al resto del mercado. Bien pensado por los amigos de Fusioncook. Como punto y final para el tema de las ventajas, diré que los platos que he hecho me han salido muy buenos. Salen en el punto que esperáis. No se pasa de cocción en ningún momento y aguanta el calor durante muchas horas. Os podéis hacer tanto un arrocito como un estofado sin necesidad de usar las -relativamente- peligrosas ollas exprés de toda la vida. O unas lentejas. O lo que queráis, de verdad. ¡Qué bien es poder irse a hacer cosas mientras la señorita trabaja! O programar la cena a las siete y media de la mañana; eso no tiene precio, os lo aseguro, cuando sabes que el plato estará bueno. Bueno, ojo, y cuando tengáis prisa, que sepáis que también hace de horno. ¡Chapeau!

Como único aspecto negativo, pues lo que he comentado antes. Las instrucciones son pésimas y escuetas, por lo que hay que buscarse la vida para saber cómo funciona. Esta olla programable es, aun así, bastante intuitiva, por lo que no os costará demasiado aprender a base de probar y probar. Su pantalla iluminada -sólo se apaga si la desenchufáis de la luz- no se os resistirá. ¡Ánimo!

 

Escribe tu comentario o consulta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies