Panificadora Kenwood BM450

Kenwood BM450 Panificadora | Analisis

Haz clic en la imagen para comprobar el precio y el stock actual de este producto así como ver más fotos disponibles.

Esta vez le toca el turno a una panificadora Kenwood. Nunca me ha disgustado esta marca, por lo que no me ha sorprendido las buenas prestaciones que me he encontrado. Sin sorpresas desagradables, vamos, y a un precio algo más asequible que otras “panificadoras baratas“.

Especificaciones de la panificadora Kenwood BM450

Tiene una potencia de 780W. Vamos, que tienes vatios para aburrir. Con esa potencia pasa un poco como con los robots de cocina que hacen de todo menos freír, incluyendo sofritos: con esta panificadora no se puede utilizar la función 100% horno, pero sí que se le aproxima ligeramente. El pan te sale bastante crujiente si se lo pides, por lo que está algo por encima de la media de las consideradas como panificadoras baratas.

El tamaño es algo que la aproxima al mismo nivel que el resto. Vuelve a ser un problema para los que tengáis los bancos o encimeras llenas, porque sus 31,5 x 23,5 x 38,5 cm unidos a sus nueve kilos hacen de esta una panificadora-monstruo, que es como me gusta llamarlas de vez en cuando. Es un fastidio, pero fácilmente minimizable: no os la compréis si vais justos de espacio, en serio; si tenéis, en cambio, no es una compra desdeñable, en relación calidad/precio.

Incorpora un compartimento para los ingredientes extra que queráis usar para hacer vuestro pan, por lo que la puedes dejar a su bola e irte a farandulear por ahí sin preocuparte de que luego no vayas a tener el sésamo en tu creación. La panificadora está hecha de acero inoxidable, y piensas ¡bueno, bueno bueno! ¡Esto está más duro que la cabeza de mi suegra! Pero lamentablemente no; a pesar de tener una consistencia general bastante sólida, la cubeta donde se prepara el pan es muy endeble -y no excesivamente grande: un kilo-. Da como penilla el cogerla. Pero bueno, sigue siendo fácil de limpiar, así que ni tan mal. En cuanto a programas, lleva 15. Dudo mucho que vayáis a usarlos todos, pero aquí hay una peculiaridad: si sois unos figuras de la masa, podéis crearos programas propios para hacer el pan como os venga en gana, saltándoos a la torera las limitaciones de los programas estándar. A mí, de todos modos, para lo que me viene en el recetario me basta. Cuando tenga tiempo para dedicarme a ello, ya me meteré en el asunto y podré hacer mis propios programas.

Valoración personal de la panificadora Kenwood BM450

Empezaré diciendo que la relación calidad/precio es buena. Me gusta acero inoxidable y me gustan las panificadoras, por lo que es algo así como Joey cuando se come el pastel de carne con mermelada de Rachel. ¿Cómo no me va a gustar? A pesar de que haya cosas que se puedan mejorar ligeramente, en general lo considero una buena adquisición.

De ruido no va mal del todo, pero se podría disminuir un pelín. No creo que los vecinos llamen a la policía si la ponéis a horas intempestivas, así que veo bastante viable el pan de los desayunos. Programa con más horas de antelación de las que sois capaces de dormir y mantiene la temperatura durante 60 minutos. Para el pan puede que no sea una gran ventaja, pero cuando queráis tener preparada masa de pizza para cuando volváis a casa lo agradeceréis. Ya sabéis todos lo incómoda que es una masa que se ha endurecido por las bajas temperaturas. Y es que es eso; permite hacer otras cosas además de pan. Funciona de amasadora, por lo que igual le podéis dar más uso que el esperado por los señores de Kenwood.

Su punto más negro es una relación, pero afortunadamente no me estoy refiriendo a la de calidad/precio; esa ya he dicho que es buena. Estoy hablando de la de tamaño total/capacidad. Para semejantes dimensiones, esa cubetilla de un kilo se me queda demasiado pequeña. A mí no me termina de importar, porque al fin y al cabo somos cuatro en casa y más o menos nos llega, pero para una familia de cuatro hijos no va a ser ni mucho menos suficiente. Tened cuidado con eso cuando compréis este tipo de aparatos: pensaréis que es la mejor panificadora y de repente, al usarla, decepción total por el tamaño de su cubeta. ¡Al loro!

 

Escribe tu comentario o consulta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies