Robot de Cocina Moulinex Cuisine Companion

Moulinex Cuisine companion Robot de Cocina | Analisis

Haz clic en la imagen para comprobar el precio y el stock actual de este producto así como ver más fotos disponibles.

Desde hace tiempo venía escuchando cada vez más opiniones favorables sobre lo práctico que es tener en casa un robot de cocina. Muchas amigas ya los habían probado y estaban encantadas con sus compras, aunque personalmente, siempre me ha gustado estar entre fogones y ser yo misma quién preparaba toda la comida de casa. Además que entre la licuadora, la batidora eléctrica y algunas cosas más, ya tenía demasiados cacharros en la cocina como para encima meter otro.

Aun así, el ahorro de tiempo, tanto cocinando como limpiando, y la calidad de la comida que había probado en casa de amigas que los usan, me llevaron a decidirme finalmente a probar uno: el Moulinex Cousine Companion.

¡No podría haber tomado una decisión mejor¡

En primer lugar por el tamaño. En casa somos cuatro, y encima de buen comer, pero con frecuencia tenemos visitas, así que no son pocas las ocasiones en que estamos seis sentados a la mesa .La mayoría de robots de cocina que miré sólo tenían capacidad para cinco personas, pero con éste no hay problema. El cuenco es grande de sobra y no ha habido ningún día que haya tenido la sensación de quedarme corta en las raciones.

Además, se desmonta súper fácil y lo puedes meter en el lavavajillas, por lo que te olvidas de tener que fregar varios cacharros cuando terminas de cocinar. Aunque también, cuando he querido hacer varios platos seguidos, lo he lavado a mano sin problema y en cinco minutos ya lo tenía listo para usarlo de nuevo.

Otra cosa que me ayudó a elegir el robot de cocina Moulinex fue la cubierta trasparente que lleva. Sobre todo, al principio, no me fiaba de cómo podían quedar los alimentos, ya que tú solamente te limitas a echarlos en el cuenco y ya te puedes olvidar durante un rato. Pero como digo, a mí la tapa trasparente me sirvió para poder controlar todo el proceso de cocinado. Así que la verdad, me dejaba tranquila ver como se iba haciendo todo.

De todos modos siempre tienes la opción de poner el robot de cocina en modo manual, por lo que eres tú quién está controlando la comida. Es cierto que poniéndolo en automático ganas mucho tiempo que se puede dedicar a otras cosas, pero a mí, que me gusta cocinar, de vez en cuando me sigue gustando poder ser yo quien lo haga todo y usar el robot como un aparato de cocina más.

Aun así, he de reconocer que cuando he usado el modo automático para preparar algún plato de los que viene en el libro de recetas, lo cierto es que han quedado riquísimos. Personalmente recomendaría el risotto, que sale espectacular y los míos me lo piden continuamente. Y eso que tú solamente te limitas a echar los ingredientes, darle al programa elegido y dejar que el robot haga todo el trabajo.

Pero si me he de quedar con algún plato en concreto tengo que decir que, ahora mismo, el robot de cocina es el encargado de hacer todos los postres en casa. Yo no soy muy hábil con la repostería y además siempre ensuciaba mucho la cocina, por lo que me daba un poco de reparo este tema. Ahora con el robot de cocina no tengo queja y todo me resulta súper sencillo de hacer y a la hora de limpiar casi que no tengo ni que preocuparme.

De todos modos, no todo ha sido tan bueno y he de reconocer que hubo un par de cosas que al principio no me convencían.

A primera vista, el robot me parecía muy complejo de manejar. Tiene muchos botones y casi que me daba miedo de pulsar el que no era, pero la verdad es que luego de probar un poco, todo resulta muy fácil. Te acostumbras súper rápido y enseguida le coges el truco

Aparte estaba el tema de las cuchillas que acompañan al robot de cocina Moulinex. Son muy buenas y cortan fenomenal, aunque quizás me gustaría que trabajasen algo más fino. Dejan la verdura muy bien cortada, pero a veces, me gustaría algo más picadita.

Y bueno, la parte mala de que traiga muchos accesorios (cuchilla para picar, cesta para vapor, un mezclador, una batidora y un amasador) es que hay que ir intercambiándolos cuando queremos usarlos, aunque lo cierto es que con lo fácil que se montan y desmontan casi que no se pierde tiempo en esto.

Tampoco hay mucho más de lo que pueda quejarme, porque si bien es cierto que hace algo de ruido cuando corta y tritura, cómo es lógico, la verdad es que el resto de procesos son súper silenciosos y hasta en alguna ocasión me he tenido que preguntar si lo había enchufado o no.

En conclusión:

Desconozco si éste es el mejor robot de cocina del mercado. ¡Pero hace de todo y todo bien! Es cierto que al principio necesitas un poco de tiempo para acostumbrarte, pero una vez lo sabes usar le sacas muchísimo partido. A mí me sigue gustando poder cocinar en mis viejas cazuelas de vez en cuando, pero para las salsas, las cremas, sopas, el risotto y los postres, el robot de cocina es de una grandísima ayuda y me ahorra muchísimo tiempo y trabajo. Al final hasta me ha ayudado a vaciar la cocina de tanto cacharro que tenía. He pasado de tener uno para prácticamente cada cosa, a usar el robot de cocina para casi todo, hasta el punto de que la licuadora y la batidora eléctrica han desaparecido de mi vida. 

Incluso para alguien que le guste guisar, el robot de cocina Moulinex Cuisine Companion es un fenomenal aliado en la cocina para tenerlo todo listo a tiempo.

 

Escribe tu comentario o consulta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies