Robot de Cocina Thermomix TM31

Thermomix TM31 Robot de Cocina | Analisis

Haz clic en la imagen para comprobar el precio y el stock actual de este producto así como ver más fotos disponibles.

Si hay una pregunta que nos hemos hecho todas alguna vez es si realmente merece la pena una Thermomix TM31. Estoy segura que alguna vez le habréis hecho la preguntita de marras a alguna amiga que la tenía, como yo he hecho tantas veces.

Y es que la Thermomix es el robot de cocina por excelencia, aunque su precio siempre echaba para atrás en un primer momento.

En mi caso, la verdad, es que por mucho que pregunté, no me atreví a dar finalmente el paso de comprarla, y no ha sido hasta ahora, que he tenido la oportunidad de probarla durante unos días, que al fin puedo emitir mi propia opinión sobre cómo ha sido la experiencia.

Ya había probado muchas veces comida preparada por el robot de cocina Thermomix TM31. Algunas amigas han llegado a aparcar las cazuelas y ahora sólo usan este aparato a la hora de cocinar. Así que, lo cierto, es que cuando cayó en mis manos ya tenía una idea bastante clara de qué era lo que podía encontrarme.

¿Y qué me encontré? Pues un robot de cocina que seguramente sea el que haga la comida de más calidad de todos. Mira que yo soy cocinillas y me gusta meterme entre fogones, pero, de verdad que mientras tuve la Thermomix en casa, casi que me olvidé por completo de lo que era poner una sartén en el fuego.

Hay otros aparatos similares que si bien tienen algunos platos muy ricos, lo cierto es que terminan cojeando en una cosa u otra y al final casi que los reservas sólo para comidas concretas. Con el robot de cocina Thermomix TM31 no pasa esto. La consistencia, el gusto o la textura de sus preparaciones son dignas de la mejor ama de casa.

Ya digo, durante los días que lo tuve en casa, no recibí ni una sola queja de los míos sobre los platos que hice. E incluso es más, además de los típicos arroces o bizcochos que tantos otros robots hacen casi perfectos, con la Thermomix preparé algunos guisos para chuparse los dedos.

A esto ayuda también el amplísimo número de recetas que puedes encontrar por ahí. Es muy, muy fácil encontrar libros y foros de dedicados en exclusiva a comentar algunas preparaciones específicas para este aparato. Y la verdad es que si te lo propones, puedes estar un buen tiempo sin repetir plato y sin que baje la calidad de los mismos. Sin duda, en este aspecto, el robot de cocina Thermomix es el número uno de todos los que he probado hasta ahora. 

Evidentemente, todo ello no hace sino repercutir en el ahorro de tiempo del que tantas veces se habla como motivo para comprar uno de estos aparatos. Y por mucho que se diga, no está de más recordarlo una vez más, un robot de cocina como éste te da un tiempo extra impagable en tu día a día. Y más si como en mi caso tengo a dos pequeños que requieren mi atención casi constante.

El poder olvidarte de la comida durante un rato supone un alivio cuando tienes tantas cosas qué hacer por delante, y es que cuando tienes una jornada tan ajetreada, disponer de un par de horas más supone una gran diferencia.

Luego aparte está el tema de la cantidad de espacio que ahorra en la cocina. El robot de cocina Thermomix tiene hasta 12 funciones (mezclar, picar, amasar, pesar, machacar,…) y la verdad es que para muchas cosas casi que podemos eliminar otros pequeños electrodomésticos de nuestra vida.

Así que no hay que asustarse por su tamaño y pensar que a ver dónde metemos semejante cacharro. Para nada. Al final, aunque no lo parezca, terminas incluso por tener la cocina más despejada.

Y eso se aplica también al lavavajillas. Como podemos hacer de todo en el vaso de la Thermomix, usamos muchos menos cacharros de lo habitual. Y encima, luego se lava súper fácil. O bien le das un agua rápidamente en el fregadero para poder usarlo otra vez en menos de cinco minutos o si lo prefieres lo puedes meter en el lavavajillas sin ningún problema

Pero algo malo tendrá, ¿no?    

Está claro que todo no puede ser positivo y lo cierto es que en estos días de prueba sí que le he sacado también alguna peguita al robot de cocina Thermomix.

El primero y principal es que en ocasiones se me quedó algo escaso en cuanto a capacidad. Reconozco que en casa somos de buen comer y lo cierto es que con algunos platos nos quedamos con ganas de haber tenido una ración mayor.

Luego está el tema de los botones, los programas y los diferentes modos de cocina. Es cierto que los mandos de este robot de cocina son muy intuitivos y a poco que practiques le coges el truquillo rápidamente, pero al principio siempre te da la sensación de que tal vez no lo estés haciendo bien.

Aunque si hay algo que a día de hoy me echaría para atrás en la compra de la Thermomix TM31 es que ya está a la venta la Thermomix TM5 casi por el mismo precio. Algo extraño si tenemos en cuenta que este último modelo es más nuevo e incluye algunas mejoras respecto al TM31.

En conclusión:     

El robot de cocina Thermomix TM31 tiene bien ganada su fama en cuanto a la calidad de sus preparaciones. La comida queda rica, rica y de verdad que es una grandísima ayuda tanto para cocinitas con ganas de ahorrar tiempo como para aquellas menos hábiles con las ollas y peroles que quieran comer platos caseros de calidad.

Para mí, su compra sería un acierto, aunque como digo, la verdad es que su precio es algo superior al de sus competidores en el mercado y quizás, si nuestro presupuesto es ajustado tal vez podríamos apostar por otro robot de cocina en su lugar. 

 

Escribe tu comentario o consulta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies